8 de agosto de 2010

MEDIO AMBIENTE: Acondicionamiento del Cerro Gurugú en la "Fuente del Moro" del barrio de Santa Bárbara

Si el pasado día 4 de Agosto ya informábamos en atletismo toledano de las mejoras que se estaban realizando en la "Fuente del Moro", hoy una vuelta otra vez por este espacio verde, pero por zona próxima al barrio de Santa Bárbara , para comprobar que también se están realizando los mismos trabajos de acondicionamiento de sus caminos que predomina sobre este barrio de Toledo, y mas concretamente en el Cerro Gurugú.

Las asociaciones de vecinos "Alcántara" de Santa Barbara y "El Tajo" del Polígono, tendrán para sus pruebas atléticas unas mejoras substanciales por donde se disputan las mismas.

Aunque en el caso de la primera entidad, la segunda edición tendrán quizás que cambiar su recorrido, toda vez, que se tiene proyectado construir el Centro Médico del barrio y que según ha podido saber atletismo toledano, el mismo podría ir en la zona vegetal próxima a la fuente de la rotonda y por ello quizás las famosas dos cuestas, las cuales se subieron por dos veces en la primera edición, se vean cambiadas por otras alternativas que a seguro ya estarán estudiando la Asociación de Vecinos de Santa Bárbara. Lo que se ha podido comprobar es que la 2ª subida esta perfectamente acondicionada, pero no podemos decir lo mismo de la 1ª, que de momento no han entrado las máquinas y desconocemos si lo harán.

En cuanto el paso de la Carrera Toledo-Polígono por el Cerro Gurugú, mejorará substancialmente, toda vez que el firme será mucho mejor que el que había anteriomente, puesto que se he extendido una especie de arena, denominada jabre que amortiguará mejor la pisada de los atletas, evitando de esta forma las molestas piedrecillas que había en toda la parte de tierra de los únicos 1.050 metros que tienen que hacer los participantes de los 10 Kms. de los que consta la prueba.

Algunas fotos mas

MEDIO AMBIENTE.- Las fotos de Fernando Garzón sobre el amianto en el Polígono que el Ayuntamiento de Toledo dice que están tapados


Milagros Tolón: "Oficialmente no reconoce la existencia de tales acumulaciones de amianto" (foto recurso Ayto. de Toledo)



Javier Nicolás: "Las escombreras son tradicionales en el Polígono" (foto recurso Ayto. de Toledo)


La Tribuna de Toledo (F.F. Toledo) en su página 5 publicaba el pasado 30 de Julio la presente información.

Desde atletismo toledano podemos afirmar que estas fotos de Fernando Garzón fueron realizadas al final de la primavera y pondremos el pie de foto en cada una de ellas con el texto recogido en dicho diario.

La viceportavoz del equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Toledo, Milagros Tolón, restó ayer importancia a la aparición de nuevas escombreras con restos de amianto en las próximidades del Polígono.

Según la concejal, que también es la representante del PSOE en la Junta de Distrito, no hay razón para alarmarse debido a que son "tradicionales" y como están "tapadas" no representan un problema para la salud.

Tolón dice que oficialmente no conoce la existencia de tales acumulaciones de material salvo por lo publicado por la prensa y añade que "habrá que ver lo que dice el vecino" denunciante para determinar qué es lo que ha ocurrido en este caso concreto.

En cualquier caso la noticia no le causa sorpresa porque"no es que aparezca" una nueva escombrera sino que, según lo que ha comunicado el concejal de Medio Ambiente, Javier Nicolás, "son tradicionales en el barrio" y, además, "las administraciones competentes" indican que "estaban tapados y no tenían ningún problema para la salud".

Tolón asegura que "siempre ha habido seguridad" con relación a los casos de amianto una vez que se ha "sepultado y cerrado todo lo que quedaba", en referencia a las toneladas de restos de fibrocemento que dejó en su planta de Toledo la empresa Ibertubo tras echar el cierre hace casi diez años.

En teoría todos esos restos han sido tratados por empresas especializadas por lo que este foco tendrá que ser analizado de dónde proviene.


La Tribuna de Toledo (J. Monroy) del día 7 de Agosto afirma:

La Junta dice que el amianto no es peligroso, si no se manipula

El Ayuntamiento de Toledo quiere tranquilizar a los vecinos del Polígono, e insiste en que el amianto acumulado en fincas cercanas al barrio del Polígono no es peligroso para las personas, ni para el medio ambiente, mientras que no se toque, ni se mueva de lugar. Así lo mantienen los informes técnicos que regularmente encarga la Junta de Comunidades a una empresa especializada, que se encarga de hacer auditorías medioambientales.

El portavoz municipal, Rafael Perezagua, entiende que no hay motivo de alarma, porque la Junta está realizando mediciones regulares en las fincas cercanas al Polígono en las que Ibertubo depositó hace años restos de amianto. Desde que estos se iniciaron, advierte el edil socialista, los resultados son negativos.
No obstante, advierte el portavoz municipal, próximamente se va a realizar una nueva medición. Aunque Perezagua entiende que de nuevo las pruebas volverán a ser negativas, y que no va a haber peligro para los vecinos, dado que el amianto cercano al Polígono no se está manipulando por parte de nadie.


La polémica. Esta versión municipal contradice lo expuesto durante las últimas semanas por parte de la Asociación de Vecinos ‘El Tajo’ quien, como también ha hecho Ecologistas en Acción, ha pedido un informe en mayor profundidad sobre el estado de la acumulación de amianto. Recientemente, los vecinos han descubierto la existencia de más toneladas de amianto, en forma sólida y de lodos, aguas arriba del arroyo Ramabujas.

El problema es que los vecinos no comparten la idea de la Junta de Comunidades de que el amianto esté inerte y no suponga un peligro para nadie. Así ocurre, reconoce la Asociación, con los restos sólidos en forma de tuberías. Sin embargo, el portavoz vecinal, Víctor Villén, ha puesto de manifiesto que también hay enterradas toneladas de lodos de amianto, que se han secado con el paso del tiempo.

Es ahí donde la Asociación de Vecinos pone el acento en el peligro. Por un lado, ha explicado Villén, el propio Arroyo Ramabujas lleva años arrastrando esos lodos hasta el Tajo. De hecho, se han formado nuevos meandros en el mismo por la acumulación de material. No sólo eso, Villén ha advertido de que los elementos meteorológicos están sacando a la luz los lodos secos enterrados, que pueden ser arrastrados por el viento.

Además, el portavoz vecinal evidencia que la acción de animales, como los conejos que hay en la zona, también saca a la luz el polvo, cuando excavan madrigueras.
De ahí que la Asociación de Vecinos haya dado la voz de alarma y pedido, como Ecologistas en Acción, un informe en mayor profundidad de todos los restos. Además, va a llevar el caso al Seprona para que lo analice.


El periódico "Vecinos" en su número correspondiente a los meses de Junio/Julio ya se denunciaba este vertido:

"Los residuos de amianto llegan al Tajo a través del arroyo Ramabujas"

"El problema del amianto es más grave de lo que publicamos en nuestra edición de septiembre de 2009, en cuya portada dejamos claro que “Amianto, no gracias”. En una visita reciente a la zona, situada a 500 metros del barrio, junto al arroyo Ramabujas –que lleva agua debido a las lluvias-, hemos descubierto vertidos ilegales de esta peligrosa sustancia en un lugar más alejado, también junto al arroyo. Los residuos proceden de la extinta Ibertubo.

Se da la circunstancia de que en estos escombros hallados ahora –más de cuarenta volquetes- hay gran cantidad de amianto pulverizado, que es su estado peligroso, y desconocemos si la Junta de Comunidades extiende sus análisis hasta este lugar, para conocer la cantidad de fibras de amianto en el aire.

También hemos podido comprobar cómo gran cantidad de residuos de amianto están bloqueando en algunos puntos el curso del arroyo, que más adelante vierte sus aguas al Tajo.

Según se puede comprobar en las fotos, el Ramabujas cuenta con algunos parajes de gran belleza, aunque amenazados por unos residuos tóxicos que ni las administraciones ni los propietarios de la finca quieren eliminar. Pero es urgente que desaparezcan de nuestro entorno.

En 2005, el entonces director general de Planificación y Gestión Ambiental, Mariano Martínez Cepeda, en referencia a la retirada de 30.000 toneladas de amianto de la parcela que ocupaba Ibertubo, aseguró que su consejería tenía el compromiso de “desamiantar" y descontaminar esta zona perfectamente”.

Entonces, la pregunta es obvia: ¿cómo fue posible que la Junta de Comunidades, que tenía las competencias de esta operación, permitiera que se hicieran vertidos ilegales junto al Ramabujas? Y de no haberse enterado de lo que pasó, está claro que actuaron con negligencia. Ahora, tienen la obligación de dar una solución a un peligro latente para los vecinos del Polígono.
¿A qué esperan?"


Desde atletismo toledano nos planteamos las siguientes cuestiones:
1º.- Esta escombrera no es nueva y las fotos así lo demuestran.

2º.- Efectivamente estas escombreras "son tradicionales" y consentidas por las administraciones (Junta y Ayuntamiento). Cuándo se ha denunciado a una u otra, siempre se salen por la tangente argumentado que no es de su competencia y sí de las otras administraciones.

3º.- Las fotos son actuales y lo demuestra que el arroyo Ramabujas nunca ha llevado tanta agua como este año.

4º.- Las propias fotos indican que dichos restos y están a la intemperie y no están tapados.

5º.- El foco en cuestión viene de 10 años atrás, cuando se desmanteló Ibertubo.

7º.- Los ciudadanos queremos saber los resultados de los informes técnicos que ha encargado la Junta de Comunidades a la empresa especializada. ¿Qué empresa los ha realizado y cuándo?

8º.- Por qué no se publican esos resultados a través de la Web de la Junta y del propio Ayuntamiento de Toledo? - (Sobre todo para la tranquilidad de todos los vecinos).

9º.- Es evidente que las fotos no necesitan más comentarios de como se encuentran estos restos de amianto.

9º.- Por qué se le tiene que hacer mas caso a la concejala de turno que al vecino que lo denuncia y lo demuestra con fotos.

10º.- La gran cantidad de agua del arroyo Ramabujas ha descubierto y arrastrado lodos de amianto hasta el rio Tajo.